Foto
02/11/2019

Egresaron alumnos de la Escuela Municipal de Jardinería


Este sábado por la mañana, el Intendente de Florencio Varela, Andrés Watson entregó los diplomas a los primeros egresados de la Escuela Municipal de Jardinería. La Unidad Forestal local fue el lugar elegido para que, durante meses, vecinos del distrito concurran a las clases teóricas y prácticas, donde se capacitaron gratuitamente en cuidados de plantas y parquización.

“Este conocimiento y crecimiento individual que adquieren, estoy seguro que van a poder volcarlo luego a lo colectivo. Es muy importante que todo lo aprendido sea para un futuro oficio”, puntualizó Watson.

Asimismo, el mandatario comunal felicitó a los 27 egresados y expresó sus deseos de “que se explayen y no tengan techo para su crecimiento. Desde el Estado Municipal, seguiremos realizando capacitaciones, para que puedan consolidarse en un trabajo genuino y con lo que disfrutan hacer”.

Por su parte, el Secretario de Industria y Desarrollo Productivo, Martín Pollera agradeció el compromiso de los vecinos y ratificó la inscripción para un nuevo ciclo lectivo en 2020.

Egresados de una nueva oportunidad

Ana Beatríz Durolans -vecina de Zeballos- se mostró muy entusiasmada con la propuesta y valoró los conocimientos aprendidos a lo largo de estos meses: “Fue un curso espectacular, recomendable. Soy docente jubilada, dentro de la escuela hice propuestas de Huerta Orgánica. Agradezco al Intendente por esta oportunidad”.

Acompañado de su esposa, Ezequiel Agüero, del barrio Santa Ana, recibió su diploma y dijo: “Queremos que Varela siga para arriba. La escuela de jardinería fue una oportunidad muy buena y en todos lados deberían tenerla, porque el conocimiento es algo que no te saca nadie. Felicito al Intendente por todo lo que está haciendo por los vecinos”.

“Fue un esfuerzo muy grande el que hemos realizado. Estoy feliz porque los cursos de jardinería son muy caros y en Varela pudimos hacerlo gratuitamente. Agradezco mucho al Municipio, por esta oportunidad”, sostuvo por su parte, Marisa Almada, vecina del barrio Curva de Chavez; y agregó que piensa utilizar lo aprendido para ayudar en merenderos, además de hacer un emprendimiento en su casa.